Bisutería Creativa logo de empresa

Qué son los pendientes quilling

 

La artesanía no tiene que estar solo enfocada a la decoración. En bisutería existe una técnica artesanal para la elaboración de pendientes, el quilling.

Esta técnica basada en la filigrana de papel permite realizar no solo pendientes de bisuteria, sino también infinidad de complementos como collares, adornos, tarjetas, cuadros…

Y es que las composiciones son infinitas y el resultado muy novedoso y llamativo. Esta técnica artesanal tiene mucha tradición en Alemania y Francia, así como en Sudamérica, aunque ya se ha extendido al resto del mundo siendo una técnica de decoración habitual.

Origen del quilling

Aunque realmente el término quilling significa canilla, en España esta técnica es más conocida como filigrana con tiras de papel. Como hemos comentado, permite realizar motivos artísticos tanto para la decoración como para bisutería. Es sencilla aunque solo se necesita unos requisitos imprescindibles para su realización, tener buen pulso, mucha paciencia y buen gusto para combinar los colores y formas. Por ello, esta técnica está considerada como un arte, porque aunque a primera vista parezca una técnica básica, su complejidad puede no estar a alcance de todos.

pendientes quilling

Qué es el quilling

Esta técnica se fundamenta en las tiras de papel de diferentes colores. Estas se enrollan, se doblan y presionan y luego se pega el papel formando figuras y formas como flores, estrellas o hasta pájaros y búhos.

Lo cierto es que las tiras de papel resultan ser un material muy adecuado para realizar bisutería artesana gracias a la gran variedad de colores que hay en el mercado. El quilling también se puede realizar en madera muy fina y suave, laminillas que resultan ser mucho más resistentes a la humedad. Este tipo de quilling es perfecto para bisutería pensada para un día lluvioso o adornos para el exterior.

Cómo funciona el quilling

Y aunque lo cierto es que la técnica del quilling es muy básica, existen diferentes técnicas dependiendo del resultado que queremos obtener.

3D: esta técnica se basa en la creación de figuras de relieve. Se pegan las espirales, que anteriormente están plegadas, para formar una figura en 3D. Con esta técnica se presta más atención a las espirales ovaladas o cuadradas para ir formando las figuras.

Peinado: es una técnica muy útil y muy utilizada en bisutería. Con ella, las tiras de papel se intercalan como las púas de un peine y puede alcanzar hasta las 5 púas.

Materiales del quilling

Los materiales básicos para comenzar con esta técnica son: unas tijeras, palillos, papel transparente, pegamento, una pluma específica (solo para creaciones específicas) una plantilla, una plegadora, cinta de doble cara adhesiva y peine para realizar la técnica del peinado si se quiere empezar por esta técnica. Y por supuesto, tiras de papel de colores de unos 130 gramos de espesor con un ancho y largo que a elegir.

trabajando bisuteria quilling

Bisuteria quilling

Dentro de la técnica de quilling la bisutería es la más popular. Ya se ha extendido también a pulseras, collares y anillos con diferentes formas geométricas, colores y accesorios.

Aunque es una técnica muy conocida, lo cierto que cada vez más es difícil encontrar este tipo de bisutería que sin duda aporta un toque más personal a la moda diaria.

Los pendientes quilling son muy llamativos gracias a la perfecta combinación de las tiras de color. Son muy ligeros y cómodos. Sus entramados son verdaderas obras de arte y algunos están basados en fractals muy complejos de difícil ejecución.

Por supuesto, para combinar unos bonitos pendientes quilling qué mejor opción que hacerlo con un collar realizado con la misma técnica. Además se pueden realizar con piedras o perlas con el objetivo de darle un toque elegante y brillante a la pieza de bisutería.

 

Sin comentarios

Añadir un comentario