pendientes artesales

Cómo hacer tus propios pendientes

Si somos amantes de las joyas y nos encantan los pendientes, entonces este artículo sobre cómo hacer tus propios pendientes es sin duda para nosotros. Los pendientes son accesorios simples que captan la atención de quienes nos rodean. Comprar joyas hechas a mano es un punto de partida cuando se busca seguir un patrón de consumo más ecológico. No solo existen artículos increíbles disponibles, sino que cada uno tiene mucho que ofrecer tanto al comprador como al artesano.

Lo mejor es que nunca existirán dos pendientes iguales. Cada pieza se elabora en pequeñas cantidades. Por lo tanto, es poco probable que encontremos a alguien que lleve la misma pieza de joyería que nosotros en un evento. El tiempo necesario para crear una joya por nosotros mismos es mucho más largo que comprarla, pero vale totalmente la pena y el esfuerzo. Además, el precio será mucho más asequible. ¡Empecemos!

Conseguir materiales

Hemos de visitar nuestra de manualidades de confianza para reunir los productos básicos que usaremos:

  • Ganchos para pendientes
  • Pistola de silicona
  • Pegamento
  • Alicates
  • Palillos de dientes o alfileres
  • Alambre
  • Gel hidroalcohólico
  • Pinzas pequeñas
  • Papel de aluminio
  • Pintura y purpurina

Desinfección

Usaremos un desinfectante para limpiar con cuidado los ganchos y los elementos que vayamos a utilizar. Así nos protegeremos de posibles infecciones.

Papel de aluminio para moldear

Utilizaremos el papel de aluminio para crear la forma que queramos. Lo más fácil es hacer una pequeña pelota. ¡Ojo!, si las formas son demasiado grandes, pueden pesar demasiado y hacernos daño en las orejas. En este paso, también podríamos emplear arcilla polimérica o madera si lo preferimos.

Decoración

¡Abramos paso a la imaginación! Podemos cubrir los pendientes con pegamento y, luego, pasarlos por purpurina o pintarlos en un color llamativo. Tan solo hemos de jugar con los nuevos materiales que hay en el mercado. ¡Tenemos que atrevernos y probar! ¡No existen las reglas!

Perforar

Emplearemos un palillo de dientes o un imperdible grande para hacer un agujero justo en el centro de cada pendiente. El proceso que tenemos que seguir es sencillo. Apuntaremos a la parte central del pendiente y presionaremos delicadamente hacia abajo hasta traspasarla.

Cortar el alambre

Con los alicates, cortaremos dos trozos de alambre. Colgaremos el alambre de los ganchos y lo pegaremos posteriormente. Podemos hacer cada pieza tan larga como queramos. Si deseamos que los pendientes queden cerca de los lóbulos de las orejas, cortaremos los trozos de alambre un poco más cortos. Enrollaremos suavemente un extremo de cada trozo de alambre hasta que vuelva a curvarse sobre sí mismo. Necesitaremos esta forma para que el pendiente se sostenga firmemente.

Fijación

Pasaremos un trozo de alambre a través de un pendiente y lo fijaremos al gancho. Sostendremos la parte rizada del alambre y empujaremos la parte recta a través del agujero que este ha creado en el pendiente. Una vez que lo hayamos empujado hasta el final, lo enrollaremos alrededor del pequeño orificio en la base para que se pegue al gancho mientras lo sostiene firmemente en su lugar.

Repetir

Ahora, tenemos que volver a realizar el mismo proceso de unión de los elementos hasta que tengamos dos piezas prácticamente iguales.

Guardarlos bien protegidos

Si no vamos a usar los pendientes de inmediato, podemos guardarlos en una caja para usarlos cuando queramos o para regalárselos a un amigo o familiar. Incluso podemos hacer nuestra propia caja decorada a mano para continuar con la coherencia del proceso ecológico.

Si no eres muy fan de las manualidades, no te interesa cómo hacer tus propios pendientes o, simplemente, no tiene paciencias, en Rossen Bisutería Creativa realizamos pendientes con bisutería de calidad que puedes adquirir a través de la tienda online. No sea tímido y envíanos un mensaje a través de nuestra web. ¡Nos encantaría conocer tu opinión!

rossen bisutería

Sin comentarios

Añadir un comentario